Read!
Comunicación Comunitaria, Comunicación para el Desarrollo, Comunicación Participativa

Otras experiencias de medios comunitarios en América Latina

A finales de los 70 y durante la década de los 80, las iniciativas de comunicación alternativa crecían inevitablemente en el continente. Sin embargo, no fue suficiente el ideal, sino las manifestaciones concretas para conseguir los objetivos comunicativos. Los medios, principalmente las radios comunitarias, necesitaron de apoyo institucional para el desarrollo de sistemas y modelos de producción comunicativa; por ello, el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL) junto con Radio Netherland ejecutaron programas de formación para la creación y manejo de las radios comunitarias en América Latina. “Hay técnicas, modelos y destrezas de la radio tradicional que se deben conocer y aplicar […] Es ahí donde nosotros (CIESPAL) desempeñamos un papel importante porque hemos desarrollado un sistema de capacitación para la producción” [Francisco Ordoñez, Ciespal y las radios comunitarias, Revista Chasqui, (Quito),  (1993): 22].    Así mismo, esta institución centró sus esfuerzos en “investigaciones comunicativas, en la producción de material didáctico para socializar el conocimiento y el trabajo de campo sobre esta nueva forma de hacer comunicación” [Entrevista realizada a César Herrera, Coordinador del Centro Audiovisual y Multimedia de CIESPAL, Quito, 12 de mayo de 2011].

En casos de países específicos, el crecimiento de medios alternativos en Brasil fue significativo por problemas que se suscitaron entre los medios de las clases dominantes o los partidos políticos en contra de los movimientos sociales; por ejemplo, tras situaciones de represión e inconformidad, el movimiento campesino de los “Sin Tierra” optó por crear sus propios medios. En la actualidad, “en las periferias urbanas de muchas ciudades proliferan también medios de los sectores populares, sobre todo radios comunitarias y periódicos barriales, pero también se han ido estableciendo, en el imaginario popular, espacios de encuentro como plazas o centros sociales” [Raúl Zibechi, Los movimientos sociales como sujetos de la comunicación, en María Belén Albornoz y Mauro Cerbino, comp., Comunicación, cultura y política, FLACSO, Ecuador, 2008, p. 106].

Pero los logros de la Comunicación Comunitaria en América Latina no son visibles en todos los países.  En Venezuela se han gestado más medios comunitarios, de acuerdo a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel); “sin contar los periódicos e innumerables sitios de Internet,  […] en apenas cuatro años (mayo 2002 – abril 2006) se habilitaron 193 medios radioeléctricos: 126 emisoras y 27 canales de televisión” [Raisa Urribarrí,  Medios comunitarios: el reto de formar(se) para la inclusión, Revista Comunicación, (Venezuela),  (2007): 49].

Sin embargo, estos espacios que se crearon con un fundamento de búsqueda de visibilidad y respeto a las minorías, pasaron a uno de exclusión e intolerancia política.  La guerra mediática, que se inició con el “apagón informativo” en abril de 2002, provocó, por un lado, que el Gobierno ingeniara formas para acaparar los medios; y por otro, que los medios comunitarios cedieran a satisfacer los requerimientos políticos para mantenerse vigentes, pues dependen de la habilitación del Conatel para las frecuencias y, en ciertos caso de los recursos que les provee el Estado. Son escasos los medios que, con dificultad, logran defender su autonomía porque puede autofinanciarse.

De todas formas, en el continente los medios comunitarios se han concebido como una herramienta de desarrollo. Pese al financiamiento del gobierno y la inevitable competencia con los medios privados, “los conflictos económicos e ideológicos de cada país no han impedido que muchos se mantengan y defiendan su concepción  original” [Mariana García, Medios ciudadanos y comunitarios en América Latina, Colombia, 2006].  (artículos de esta autora y similares los puedes encontrar en Centro de Competencia en Comunicación para América Latina).

Anuncios

Acerca de Didis

Licenciada en Comunicación, mención en Periodismo, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Sus intereses profesionales se enfocan en el periodismo multimedia, comunicación para el desarrollo, community management. Entre sus aficiones están la producción audiovisual, el cine, la poesía y la artesanía. Actualmente se desempeña como periodista freelance en Tevesur Cusco. Fue conductora del noticiero especializado Economía y Negocios, reportera y asistente de producción en Multimedios 106 de Quito, Ecuador. Trabajó como Servidor Público de Apoyo en el departamento de Digitalización y Archivo de la Superintendencia de Compañías en 2011. Realizó pasantías de reportera del noticiero 24 Horas, de Teleamazonas en 2010 – 2011. Se desempeñó como Asistente de Producción en Estación Web desde 2009 a 2010. Realizó pasantías en el departamento de Comunicación de la Vicepresidencia de la República en 2009. Coproductora y locutora del programa radial Alternativa Juvenil de Ex Radio la Luna desde 2007 a 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: