Read!
Artículos de opinión, Periodismo

Correa o Palacio ¿quién es el verdugo?

Dentro de mis objetivos profesionales están el llegar a convertirme en una periodista de opinión. Parece algo tan fácil ejercer uno de los artículos estipulados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como el de la libertad de expresión; pues se puede pensar que sólo basta expresar nuestras ideas, pensamientos u opiniones sin restricción alguna.  Sin embargo, ejercerlo como periodista o medio de comunicación no es tan sencillo; siempre recuerdo las palabras de mi profesora de redacción: para llegar a ser un periodista de opinión se necesita haber construido una sólida carrera que respalde la credibilidad, tener vastos conocimientos para argumentar las opiniones y actuar con ética.

En febrero de 2011, uno de los más importantes articulistas de Ecuador, Emilio Palacio, publicó su artículo No a las mentiras en Diario El Universo; en este se hacen severas acusaciones en contra del presidente Rafael Correa, quien no tardó en poner una demanda al medio de comunicación por injurias calumniosas. Hace pocas semanas, el Juzgado Décimo Quinto de Garantías Penales dictó sentencia en favor del presidente, con lo cual,  Diario El Universo tendría que pagar una indemnización de 40 millones de USD y, además sus directivos junto con el articulista tendrían que cumplir 3 años de prisión por el delito.

Tras estos hechos, las reacciones de la ciudadanía, de los medios de comunicación y del mismo Gobierno no se hicieron esperar. Las opiniones de los primeros se encuentran divididas; la de los segundos están en contra, pues afirman que estás medidas se pueden repetir y atentar contra la independencia, incluso algunos medios de comunicación internacionales se han sumado al rechazo porque temen que acciones como ésta se propaguen en sus países. Por otro lado, la postura del Gobierno es irreversible, el Presidente consideró una hazaña histórica la sentencia dictada y afirmó que no está atentando en contra de la libertad de expresión.

Y aquí surge la pregunta ¿Correa estaba en su derecho de demandar a Emilio Palacio por su artículo de opinión? Responder puede ser difícil, yo como periodista me demoré algún tiempo en definir mi respuesta porque no me gustaría que alguien, por más poder que tenga, intente silenciar mi voz. Sin embargo, en este caso se deben considerar aspectos fundamentales como el hecho de que se le atribuya a Correa un sustantivo: dictador, que al no estar muy alejado de la realidad, no es aplicable en un Estado denominado democrático. Por otro lado, el párrafo final es evidentemente una acusación, que vista desde el lado periodístico, carece de argumentos y demuestra una escritura impulsiva. Si analizamos el contexto de lo sucedido el 30 de septiembre de 2010 se puede decir que el presidente no ordenó “fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”, se ordenó un rescate que, como consecuencia trajo violencia y si hubiese sido expuesto de esta forma o de una similar en el artículo, se hubiese evitado un desacreditación más para los medios de comunicación ecuatorianos.

Durante muchos años, algunos medios y periodistas han injuriado o tergiversado información y como, en ciertas ocasiones los afectados han sido gente común, no se ha hecho nada al respecto. En el juicio del caso de Correa y El Universo es verdad que existen muchas inexactitudes respecto al tiempo en que se demoró en dictar la sentencia, la prohibición de la presencia de los medios en la audiencia, el monto que el presidente pidió como indemnización, entre otros. También es verdad que, aunque Emilio Palacio y El Universo cometieron un error, se puede tomar esta acción de Correa como el inicio para la aplicación de medidas restrictivas y censuradoras en contra de la comunicación social, porque la mínima equivocación puede ser motivo para otra demanda o cierre de medios de comunicación.

Lo cierto es que los periodistas y los medios de comunicación deben seguir informando y expresando su opinión, siempre y cuando, se hable con la verdad y exista la argumentación para sustentar lo que decimos o escribimos. También hay que recalcar que no existe poder suficiente para acallar las ideas, el pueblo puede apoyar o criticar nuestro trabajo porque es para y por la ciudadanía; sin embargo, el único verdugo de las palabras periodísticas es la autocensura que nunca nos debe intimidar.

Anuncios

Acerca de Didis

Licenciada en Comunicación, mención en Periodismo, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Sus intereses profesionales se enfocan en el periodismo multimedia, comunicación para el desarrollo, community management. Entre sus aficiones están la producción audiovisual, el cine, la poesía y la artesanía. Actualmente se desempeña como periodista freelance en Tevesur Cusco. Fue conductora del noticiero especializado Economía y Negocios, reportera y asistente de producción en Multimedios 106 de Quito, Ecuador. Trabajó como Servidor Público de Apoyo en el departamento de Digitalización y Archivo de la Superintendencia de Compañías en 2011. Realizó pasantías de reportera del noticiero 24 Horas, de Teleamazonas en 2010 – 2011. Se desempeñó como Asistente de Producción en Estación Web desde 2009 a 2010. Realizó pasantías en el departamento de Comunicación de la Vicepresidencia de la República en 2009. Coproductora y locutora del programa radial Alternativa Juvenil de Ex Radio la Luna desde 2007 a 2008.

Comentarios

2 comentarios en “Correa o Palacio ¿quién es el verdugo?

  1. Muy buen análisis, la libertad nos pone siempre en la disyuntiva de quién tiene la razón; seguramente es complicado evaluar hasta donde llega el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la reputación.

    Publicado por niefcz | 2011/08/03, 16:53
    • Como siempre se ha destacado: la libertad de uno termina cuando empieza la libertad del otro. No siempre todos podrán tener la razón, para ello la libertad necesita de valores que permitan por lo menos llegar un acuerdo de convivencia. La pugna entre gobierno y medios de comunicación ha sido un tema recurrente en muchos países, ahora se evidencia más en los gobiernos de izquierda porque siempre habrán intereses de conflictos, pero eso no significa que se los deba someter ni tratar de dominar.

      Publicado por didiscaro | 2011/08/03, 21:34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: