Read!
Comunicación para el Desarrollo

Comunicación para el desarrollo: concepto y aplicaciones

Tras los primeros esfuerzos por conseguir el desarrollo, a fines de la década de los 80, los gobiernos de algunos países trabajaron en políticas estatales que favorezcan al desarrollo de los sectores sociales. A partir de esto, se creó una relación del sujeto con la acción social y gubernamental para resolver problemas en corto y largo plazo, pero principalmente, de una manera sostenible.

Los primeros proyectos de comunicación se centraron en mejorar las condiciones de sanidad y de producción agrícola de la población campesina y rural; en un inicio, no se consideraban las condiciones y requerimientos de los destinatarios, por desconocimiento del esquema de Comunicación Intermedia; sin embargo, muchas instituciones y organizaciones resaltaron la relación que debía procurar el emisor con la comunidad para garantizar el éxito de sus trabajos.

Por otro lado, se consideraba al desarrollo únicamente como crecimiento económico. En América Latina se realizan altas inversiones, pero existe desigualdad en la distribución de riquezas, lo cual genera inconformidad y exclusión social. Es por ello, que para hablar de desarrollo se suma la búsqueda de mejores condiciones de vida que implican: “Mejor educación, mejores condiciones de salud, de empleo, para el desarrollo personal y profesional, mayores oportunidades para invertir o realizar negocios, buena calidad ambiental, instituciones que conocen su razón de ser y son útiles al ciudadano, etc.” [David Solano, Estrategias de comunicación y educación para el desarrollo sostenible, UNESCO, 2007, p. 9]. No se pueden generar cambios estructurales con sólo un elemento que los impulse; un desarrollo sostenible es aquel que se compone de cuatro factores claves: “Lo económico (es necesario tener inversiones y un flujo de capitales adecuados), lo social (es necesario que las condiciones de vida sean adecuadas para la población y además que las personas se sientan parte de este progreso), lo ambiental (es necesario que los recursos naturales se usen sosteniblemente y se mantenga una adecuada calidad ambiental) y lo institucional (debe existir instituciones fuertes y que den sustento y continuidad al progreso logrado)” [Íbid].

De acuerdo a esto, se puede definir a la Comunicación para el Desarrollo como “el diseño sistemático y el uso de actividades de participación, enfoques de comunicación, métodos y medios para compartir información y conocimiento entre todos los miembros en un proceso de desarrollo, para asegurar el entendimiento mutuo y el consenso que lleva a la acción. Tiene como fin facilitar la participación de la población en todos los niveles del proceso de desarrollo, para identificar e implementar políticas apropiadas, programas y tecnologías para prevenir y reducir la pobreza con el fin de mejorar las estrategias de vida de la población, de una manera sostenible” [Chike Anyaegbunam y otros, Manual de diagnóstico participativo de comunicación rural, Roma, Ed. FAO,  2008, p. 9].

La Comunicación facilita los procesos de desarrollo, mediante el aprovechamiento de varios recursos: El uso de los medios audiovisuales como herramienta para realizar diagnósticos de necesidades en las comunidades, el uso del video para promover la reflexión sobre los mismos problemas locales y generar propuestas de trabajo, el uso de las radios para crear redes de comunicación entre los protagonistas de los proyectos de desarrollo.

También es necesario considerar estos elementos claves al momento de plantear procesos de comunicación para el desarrollo [David Solano, Estrategias de comunicación y educación para el desarrollo sostenible, UNESCO, 2007, p. 11]:

  • Trabajar en la sostenibilidad (operativa y financiera). Esto debe buscar su institucionalidad y ser parte importante de las instituciones que la promueven y aquellas que la acogen; es decir, deben estar comprometidas con estos procesos.
  • Mostrar con mayor claridad la relación entre los elementos del desarrollo “sostenible” (económico, social, ambiental e institucional) y como los desafíos no funcionan sin uno de ellos.
  • Tener objetivos claros de los procesos y cuál es la relación entre estos y el desarrollo.
  • Contar con metodologías y materiales de apoyo fáciles de masificar o de adaptar, para favorecer la replicabilidad.
  • Multiplicar actores, no centrándolos en los clásicos (Estado y ONG) los cuales llegan directamente al público objetivo final, sino incorporando actores intermedios como universidades, centros de investigación, entre otros. Esto significa pensar en los procesos para el público final y estos grupos intermedios.
  • Pero, sobre todo, mostrar que los procesos desarrollados han comprometido a las personas en la búsqueda del desarrollo. El nuevo verbo para el desarrollo no debe ser “sensibilizar” sino “comprometer” a las personas.

En general, un proceso eficaz de comunicación alcanza sus objetivos cuando involucra a las personas en lo que sucede y los ayuda a entender su realidad (saber), los hace sentir parte de la sociedad y a aportar en ella (saber ser) y los motiva a participar en los procesos de desarrollo (saber hacer); con lo cual, a largo plazo, se consolida un proceso de metacognición, en el cual, los beneficiarios están capacitados a resolver por sí mismos sus problemas gracias a su capacidad de aprender a aprender.

Anuncios

Acerca de Didis

Licenciada en Comunicación, mención en Periodismo, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Sus intereses profesionales se enfocan en el periodismo multimedia, comunicación para el desarrollo, community management. Entre sus aficiones están la producción audiovisual, el cine, la poesía y la artesanía. Actualmente se desempeña como periodista freelance en Tevesur Cusco. Fue conductora del noticiero especializado Economía y Negocios, reportera y asistente de producción en Multimedios 106 de Quito, Ecuador. Trabajó como Servidor Público de Apoyo en el departamento de Digitalización y Archivo de la Superintendencia de Compañías en 2011. Realizó pasantías de reportera del noticiero 24 Horas, de Teleamazonas en 2010 – 2011. Se desempeñó como Asistente de Producción en Estación Web desde 2009 a 2010. Realizó pasantías en el departamento de Comunicación de la Vicepresidencia de la República en 2009. Coproductora y locutora del programa radial Alternativa Juvenil de Ex Radio la Luna desde 2007 a 2008.

Comentarios

Un comentario en “Comunicación para el desarrollo: concepto y aplicaciones

  1. muy buen material gracias por el aporte!

    Publicado por Jonathan Sanchez | 2016/11/13, 20:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: