Read!
Artículos de opinión

¿Palabras aprobadas o por convención social?

En las últimas semanas, caí en cuenta, gracias a unos amigos, que he estado utilizando mal ciertos términos, que por uso cotidiano y masivo fueron aceptados dentro de mi léxico. Algunas de estas expresiones se han derivado de palabras aceptadas por la Real Academia de la Lengua, por lo cual, no han connotado a simple vista el error de su uso.

Entre estas palabras usadas arbitrariamente se encuentran “aperturar”, “monitorear”, “direccionar”, entre otras. Sin embargo, algunas de estas, especialmente monitorear y sus variaciones se han extendido sin cuestionamiento y por convención social se usan habitualmente. La Fundación del Español Urgente aclara el uso de la palabra monitorear y da a entender que, tras su uso masivo especialmente en América Latina, su aplicación sería correcta:

“A partir del sustantivo monitor (del ingl. monitor ‘dispositivo o pantalla de control’), se han creado en español los verbos monitorizar y monitorear, con el sentido de ‘vigilar o seguir [algo] mediante un monitor’: «Durante estos experimentos […] se monitorizaron los cambios fisiológicos de los animales» (Mundo [Esp.] 10.4.97); «Desde la pantalla se puede monitorear la ubicación de las unidades de emergencia» (Clarín [Arg.] 11.9.97). En España se emplea solo monitorizar, mientras que en América se usa casi exclusivamente monitorear, que ha adquirido incluso el sentido general de ‘supervisar o controlar’: «La misión de la ONU […] terminará con la salida de los oficiales que actúan monitoreando los acuerdos alcanzados entre las facciones» (Observador [Ur.] 10.2.97). Derivados de los respectivos verbos son los sustantivos monitoreo y monitorización, con la misma distribución geográfica antes señalada.”

Frente a esto, cabe recalcar que el uso de una palabra debe regirse por normas de lenguaje. Hay ciertos términos que han sido adaptados  de  otros idiomas o jergas porque no tienen una traducción exacta de los mismo y han sido aprobados para su uso. Sin embargo, hay palabras que surgen de modificaciones morfológicas injustificadas, que pueden sonar novedosas pero no significan nada. En este caso, es mejor usar las palabras convencionales o revisar el diccionario y aclarar nuestras dudas.

Anuncios

Acerca de Didis

Licenciada en Comunicación, mención en Periodismo, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Sus intereses profesionales se enfocan en el periodismo multimedia, comunicación para el desarrollo, community management. Entre sus aficiones están la producción audiovisual, el cine, la poesía y la artesanía. Actualmente se desempeña como periodista freelance en Tevesur Cusco. Fue conductora del noticiero especializado Economía y Negocios, reportera y asistente de producción en Multimedios 106 de Quito, Ecuador. Trabajó como Servidor Público de Apoyo en el departamento de Digitalización y Archivo de la Superintendencia de Compañías en 2011. Realizó pasantías de reportera del noticiero 24 Horas, de Teleamazonas en 2010 – 2011. Se desempeñó como Asistente de Producción en Estación Web desde 2009 a 2010. Realizó pasantías en el departamento de Comunicación de la Vicepresidencia de la República en 2009. Coproductora y locutora del programa radial Alternativa Juvenil de Ex Radio la Luna desde 2007 a 2008.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: